Principios de Abundancia de UNE - Una Nueva Ecoaldea

Carlos Rojas
Abundacia
03 Oct, 2020

El Dinero No es Enemigo de la Felicidad

El dinero es energía potencial, un facilitador de intercambio que puede convertirse en alimento, bosque, agua, semillas, emoción, conocimiento y acción.  Nuestra posición crítica frente a los sistemas socioeconómicos dominantes no se debe convertir en aversión generalizada al uso de esta imperfecta herramienta pues ella es útil al propósito de crear prosperidad.

Si trabajamos en labores que realizan nuestra misión y propósito podemos lograr felicidad en la vida. Conocer el propósito o misión de nuestra vida es más fundamental que generar riqueza pero estos no son objetivos contradictorios sino complementarios ya que la riqueza es una de las expresiones más probables de la realización de nuestro propósito de servicio.

Cuando cumplimos nuestra misión en el marco de acuerdos de retribución generosos y justos, donde el dar y el recibir se encuentran equilibrados, generamos un sano balance de energía.

El dinero es energía potencial, extraída de la naturaleza, por tanto es parte de ella y es una de las formas más eficientes de expresión de reconocimiento, agradecimiento, valoración, cuidado e intercambio de energía humana, como tal es una herramienta útil para generar bienestar y felicidad.

El dinero acumulado en exceso no ayuda a las personas a ser más felices, igualmente la escasez, hay más gente infeliz en el mundo por escasez que por exceso. Se calcula que después de 200,000 dólares de capital total no hay ganancia de felicidad en tener bienes que representen más dinero.

Aun así no es la cantidad el tema importante sino la justicia que logramos en el balance del dar y el recibir, una persona que da poco y recibe mucho puede sentirse lejos de ser feliz como lo sería una persona que entregue mucho y a su juicio reciba poco, el secreto no está en la cantidad sino en la justicia, el balance justo del dar y el recibir. 

Por eso en UNE buscamos un balance, lograr hacer lo que amamos, lo que el mundo requiere y lo que sabemos hacer, en acciones sinérgicas, todo esto sucederá de una forma justa y sostenible si recibimos un aporte por ello para mejorar cada día y continuar con nuestra tarea.

Si bien los recursos naturales no son suficientes para crear una humanidad llena de avaricia si lo son para una humanidad abundante ya que el recurso renovable más potente de la humanidad es su inteligencia y creatividad, esta es ilimitada. La creatividad genera riqueza en escenarios de escasez de recursos naturales y la generosidad genera abundancia pues hace circular la energía. 

Cuidamos los recursos naturales y también cuidamos la creatividad humana para cuidarlos y buscamos que esta sea valorada en el más alto nivel.

Todo ser que ama lo que hace y que hace cosas significativas y útiles para la humanidad merece abundancia. 

Por esto UNE regala información, conferencias, trabajo para lograr que otras personas generosas con la humanidad como ustedes realicen sus sueños, así ponemos a circular la energía y también pedimos aportes económicos para continuar con nuestros servicios más dedicados, generando abundancia en el complemento entre el regalo y el auto reconocimiento.

El Dinero es una Herramienta Energética y Natural

El dinero es una herramienta y puede ser útil al ego como puede ser de absoluto servicio a las causas más elevadas y altruistas. Sin dinero las causas más elevadas no tienen cómo crecer.

Por esto UNE usa el dinero como forma básica de reconocimiento de sus aportes, en ocasiones hacemos intercambios por trabajo o generamos becas solidarias, pero estas son exclusivamente dedicadas a personas con condiciones económicas estructurales que les impiden usar o tener dinero.

 Encerrarnos en sistemas que no usan este recurso tiene el riesgo de hacernos perder la noción del valor del dinero y nos desconecta de la posibilidad de expresar el valor real de lo que hacemos en la sociedad, poniendo en riesgo el equilibrio energético del dar y el recibir que el dinero facilita entre nosotros y la sociedad global.

Valoramos Lo que Hacemos, Después Podemos Regalarlo

Si las ecoaldeas ofrecemos conocimiento y experiencia de alto valor, estas experiencias consecuentemente deben ser de alto costo, si estas son subvaloradas entonces hay desequilibrio en el balance del dar y el recibir. Dar alto costo a las cosas que valoramos no impide que las ofrezcamos en regalo o donación cuando deseemos y encontremos que sea apropiado, pero primero está el ejercicio de valorar antes que regalar.

Si no le damos valor a nuestro trabajo estamos comunicando que no sabemos valorar. Una persona que no valora su trabajo no puede ofrecer un trabajo de calidad ni valorar el trabajo ajeno porque no puede percibir agradecimiento por su labor, este agradecimiento es combustible esencial para nutrir la calidad de un trabajo, el equilibrio vital, no bastan los aplausos. 

Cuando cobramos por un trabajo en vez de regalarlo estamos regalandote y regalándonos respeto, te estimamos capaz de darte cosas valiosas, nos estimamos capaces de darte valor.

Regalamos Solamente Cosas Valiosas

No todo lo que es costoso es valioso pero todo lo que es valioso debería ser costoso, incluso si al final se regala o dona a personas con condiciones económicas estructurales que les impide tener dinero, es muy interesante darle un costo alto a las cosas valiosas y conocer, expresar y brindar ese costo al mundo antes de donarlo.

Un regalo valioso que además es costoso genera agradecimiento, el agradecimiento es un gran capital, no puedes generar agradecimiento si regalas algo que no valoras o que no es valorado por quien lo recibe. Nos enfocamos en crear valor.

Regalar el trabajo sin un acuerdo que genere valor en esta transacción es un acto de mala educación pues acostumbra mal a las personas, como lo es acostumbrar a tus hijos a recibir regalos sin razón o mérito alguno, si regalamos algo nos ocupamos en ser significativos, en generar intercambios justos y en verificar no manipular a los demás desde la complacencia.

 Nos ocupamos también en darle a tu tiempo y dedicación y al nuestro el justo reconocimiento.

Respetamos El Dinero, así Tendremos Dinero para Nuestras Causas

Los acuerdos económicos son tan sagrados y deben ser tan fluidos y justos como el balance de energía de la naturaleza, el dinero es energía líquida extraída de la naturaleza. Así como el agua en la naturaleza, el dinero en la economía genera sequía si es escaso y su exceso genera inundación pero su justa medida genera vida y crecimiento.

Si amamos la naturaleza cuidamos el dinero y lo respetamos, pues es savia extraída de los recursos naturales.

  1. Usamos el dinero para hacer y promover lo que amamos
  2. Pagamos el valor real de las cosas, disfrutamos pagarlo
  3. Cuidamos lo que adquirimos, es valioso
  4. Compartimos los excedentes promoviendo nuestras causas comunes
  5. Pagamos lo que cuestan las cosas con agradecimiento
  6. No pedimos ni buscamos nada regalado, podemos pagarlo o ganarlo
  7. Ganamos dinero sirviendo a otros
  8. Otorgamos el valor verdadero a nuestro trabajo 
  9. No hacemos descuentos ni regalos sin una causa justa
  10. Valorar nuestro trabajo muestra que estamos conectados en agradecimiento con la vida y que deseamos pagar por ella entregándonos en servicio a lo que amamos, el dinero permite continuar haciéndolo indefinidamente.

Todo lo que recibimos empezando por la vida misma o cada gota de agua ha sido creado por una realidad a quien debemos gratitud y pago energético para generar un balance, nuestro trabajo es un acto de agradecimiento que usa los dones que nos fueron brindados en retorno.

Aprendemos a Dar y También a Recibir y Disfrutar

Sentimos el placer de pagar las cosas, productos y servicios de mayor calidad que podemos darnos y darte. Disfrutamos y celebramos todos los logros económicos y materiales, no importa su tamaño, ya que si nuestros logros económicos nos dan felicidad estaremos siendo consecuente con saber recibir, saber recibir es tan importante como saber dar. Daremos, recibiremos y celebraremos. 

No disfrutar lo que tenemos es sinónimo de pobreza, disfrutar lo que tenemos nos hace ricos, por eso nuestro esfuerzo está orientado en hacer lo que disfrutamos y ponerlo al servicio de otros para generar abundancia.

Podemos Servir, Amar y Ser Feliz en Balance

Servir a los demás no significa regalarlo todo, podemos al mismo tiempo regalar valores y amor en lo que hacemos a cambio de dinero, servir significa entregar nuestro amor en lo que hacemos, aprender a hacer nuestro arte de forma excelente, aprender a darle un valor justo y escuchar lo que el mundo necesita, si conjugamos lo que el mundo necesita con lo que sabemos y amamos hacer otorgándole un valor justo estamos dando un grandioso regalo al mundo y a nosotros mismos, estamos cuidando de forma simultánea la esfera del individuo y la esfera de la comunidad.

Solo cuando podamos valorar en total plenitud lo que somos y hacemos podemos hacer un verdadero regalo, de lo contrario al regalar lo que hacemos sin conocer su valor nos estaríamos despreciando.

Nos Respetamos a Nosotros Mismos

Respetamos nuestro tiempo y nuestra dedicación, así como el tiempo y dedicación de las demás personas, por esto asignamos un valor económico y de reconocimiento a cada actividad nuestra y de nuestros colaboradores y cumplimos los acuerdos económicos.

El reconocimiento económico es una de las formas más concretas de respeto entre las personas, si bien no es la única forma es una de las que más confianza genera, esto es una realidad en todas las culturas.

Las personas maduras y abundantes no piden regalos, pagan y cobran con la misma fluidez y gratitud disfrutando los intercambios en ambas direcciones.

Somos Abundantes

Si somos abundante escogemos los mejores medios para nuestra causa y nos convertimos en un río que tiene agua de sobra y mueve el agua por encima de sus bases saturadas,  no somos una laguna que lo represa, tomamos lo necesario y el resto lo hacemos fluir para crear vida, la vida se multiplica moviendo el agua, la abundancia económica se crea moviendo el dinero.

No podemos regalar algo a alguien que no lo valora, porque al no entender su valor no puede recibir el regalo, el regalo está totalmente relacionado con el valor que quien lo recibe le da a algo o lo que representa, por esta razón expresamos siempre el valor de lo que hacemos y decidimos donar o regalar.

El valor en dinero es una forma eficiente y universal de mostrar al mundo cuánto valoramos tu trabajo y el nuestro.

Dar un valor alto a nuestro trabajo no significa que no amamos entregar a los demás lo que hacemos, significa que valoramos lo que amamos entregar.